¡Lo nuevo!

¡Recuerda seguirnos en nuestras redes!

domingo, 19 de marzo de 2017

¿Cómo reconocer a una persona inteligente emocionalmente?


Muchas veces pensamos que una persona emocionalmente inteligente es aquella que se rie de todo y que no le importa nada, no hay que confundir términos o conclusiones  a partir de rasgos generales, en este articulo te ayudamos a reconocer a estas personas maravillosas que nos pueden ayudar a mejorar nuestra inteligencia emocional... o de pronto descubres que tu eres inteligente emocionalmente...veamos.
Te describimos cada características, hagamos un auto examen, pensemos en qué personas conocemos con estas cualidades: 

❤Dirigen su atención hacia lo positivo

La “atención selectiva” es la facultad mental que nos permite dirigir nuestro interés hacia pensamientos o eventos concretos. Las personas emocionalmente inteligentes apuestan por gobernar su atención orientándola hacia las cosas buenas que hay en su vida en lugar de sumirse en la insatisfacción y la quejadumbre por las cosas que no marchan bien.

No se obsesionan con la perfección

La inteligencia emocional implica ser capaz de sobrellevar la frustración y no dejarse abatir por las dificultades, esto es posible cuando dejamos a un lado el perfeccionismo y las expectativas irracionales y nos concentramos en el plano actual, en la posibilidad de sacar lo mejor de cada situación sin detenernos a pensar en un “escenario ideal” que no existe.

Ven oportunidades donde el resto solo ve problemas

La creatividad y el pensamiento divergente se muestran especialmente desarrollados en las personas con una inteligencia emocional elevada. Procuran enfocar los imprevistos desde un ángulo siempre optimista, centrándose en la solución de los conflictos y no en los agravantes.

También se caracterizan por abarcar puntos de vista diversos e inusuales, no se enfrascan en el “único método posible”, sino que exploran incluso las alternativas menos pensadas.

Poseen un vocabulario depurado de negativismo

Cuidan mucho la forma en que se hablan a sí mismos y a los demás. Su vocabulario personal no admite consignas que den lugar a la desconfianza, las limitaciones, el pesimismo o el desaliento, al contrario: mantienen una conversación permanente consigo mismos y se hacen responsables de la tarea de mantenerse motivados en todo momento.

Se ocupan más de la imagen que tienen de sí mismos que de la opinión de los demás

A las personas emocionalmente inteligentes les importa más su bienestar y paz mental que la impresión que los demás puedan tener de ellos, una cualidad que les permite salir bien librados del negativismo colectivo y el síndrome de las malas lenguas. Cuando su entorno se muestra desconfiado y poco comprometido con apoyar sus ideales, las personas con una IE alta hacen gala de una resiliencia extraordinaria.



Procuran hallar un lado divertido a todo lo que hacen

Antes que caer en la trampa del tedio y la desmotivación, quienes son emocionalmente inteligentes optan por sonreírle a la vida viendo siempre el vaso medio lleno y no medio vacío. Son personas que aprenden a valorar los pequeños detalles, que viven al máximo el momento presente y sacan provecho de cada oportunidad de aprendizaje.

Prefieren perdonar y recomenzar que atascarse en el pasado

El resentimiento es uno de los estados psicológicos que más daño ocasionan psíquica y fisiológicamente. El cuerpo se resiente con los malos pensamientos y la enfermedad sobreviene sin demasiado esfuerzo para quienes se mantienen en un estado de ánimo guiado por el rencor.

Una inteligencia emocional bien desarrollada facilita a las personas la aceptación de los errores propios y ajenos, la empatía y la capacidad de dejar ir el pasado para disfrutar mejor el presente.

Fuente: Habits of Highly Emotionally Intelligent People (2016)

0 comentarios: